26 de noviembre de 2010

¡Ya hay libros en stock! 5ta edición corriendo...


¿Querés tener el libro de nuestro viaje?

"Uniendo las tres Américas" te cuenta la historia de la aventura que realizamos desde Argentina hasta Alaska en dos años y medio.


 Contactáte con nosotros (uniendolastresamericas@hotmail.com), mandanos:

Cantidad de libros y Dvd's:………………………
Nombre …………………………………………
Direccion………………………………………..
Ciudad…………………………...........................
Provincia……....................Pais.............................
Codigo Postal……………………………………
Teléfono o mail …………………………………

Y enseguida te damos la info para depositar y hacemos el envío!

LIBRO:
$60*

¡¡¡Y AHORA TAMBIEN UN DVD CON VIDEOS Y FOTOS!!!
$20*

PROMO Libro + DVD = $70*

* + costo de envío, según el lugar al cual lo enviamos va cambiando el precio. En Argentina siempre ronda los $40




¡¡Ahora también podés tener tu E-BOOK!!
Desde cualquier parte del mundo:

http://www.bubok.com/libros/203570/Uniendo-Las-Tres-Americas

Ella escribe para inmortalizar momentos, para que el resto logre capturar la escena y se imagine ahí con ellos. Para que en un futuro estas páginas no la dejen olvidar ningún sabor, ningunos ojos, ninguna melodía pegadiza…ningún color brillante.
Nos encontramos con una pareja que nos invita a viajar con ellos y su adorable carro clásico, una Estanciera del año ‘65, desde su Argentina natal hacia el continente todo.

Este relato en primera persona de cómo es hacer realidad al paso algo que fue un sueño, nos recuerda en todo momento qué gratificante puede ser brindarse al equilibrio entre el plan y la sorpresa.

Sé partícipe a través de sus palabras de la magia que el hombre latinoamericano tiene para dar, de cómo se borran las fronteras una vez que se las cruza, del alivio de volver a confiar en esta época en que las malas noticias venden tanto y el egoísmo parece algo innato. Sólo se conoce el mundo si se sale a él, si se penetra en la verdadera idiosincrasia de un país, si se vive en cada lugar como siendo parte de cada familia, si se acepta cada favor confiando en que el futuro nos encontrará dando lo que recibimos.

Estos nómades modernos nos regalan su historia derrochando felicidad y sencillez.
Descubre cómo algo tan ambicioso como recorrer el mundo toma forma y de la mano de sus protagonistas se convierte en historias simples, en la vida real. Es que América tiene mucho que decir y Aymi y Juan se mueren por escuchar…


“Un viaje de mil millas empieza con un paso”
Lao Tse


25 de noviembre de 2010

Buenos Aires, Villa Elisa, Mar del Plata y Bahía

Llegamos a Argentina, como todos saben, pero la verdadera vuelta a casa -Bahía Blanca- se hace desear. Los autos, el "Citro" y la "Estan" todavía no llegan y tenemos que esperar que el barco arribe a Zárate, dentro de unas semanas.
Mientras tanto, disfrtuamos de amigos en Buenos Aires.

-Caro, Marti, Lula, Aino, Mariela, Pili y Gachi-

-¡¡Vino Polo!! Amigo de México y nuestro primer invitado, esperamos poder recibir a muchos más!


-La Boca-


-Polo y papá Polo, Ampi, Mari, Salamín y Caro Sieli-

Y una vueltita sorpresa por la Semana Nacional Vasca en Mar del Plata:





Y llegó el tan esperado e imaginado momento: EL PRIMER ASADO!!!!!!!
Chopper -miembro de los Jeeperos de La Plata- y amigos en la "Chopper House" en Villa Elisa nos agasajaron con un asadazo de los de verdad. ¡Toda un día comiendo!



Y además de a los amigos tuvimos que dedicarnos a trabajar duro para que nos permitieran entrar los autos. Al salir del país, hace más de dos años atrás, sólo nos dieron un permiso de exportación temporal de un año. Por eso lograr ingresar los autos sin multas comenzará a ser algo casi imposible.
De acá para allá, miles y miles de llamadas y "tocadas" de puertas en todos lados. La ayuda de Fulvio Madaro (también de los Jeeperos), de Rubén Corbiglia, de Oscar Iglesias y de Ramiro Roibas, entre otros tantos, fue escencial para que, después de tantos días luchando, consigamos pagar una multa mínima que nos excentuaría de la falta cometida.
(Viajeros: no olvidar que seguimos en campaña para ayudar a los próximos que entrarán al país con el mismo problema)



Llegó el día de ir a buscar los autos, Chopper nos lleva a mil por hora por las rutas de la provincia de Buenos Aires, no se sabe quién está más ansioso. Los carteles indican Zárate, ahí deberían estar, sanos y salvos, nuestros autitos esperando.


Y estaban, solitos los dos, desentonando como siempre rodeados de miles de autos 0 KM, pero radiantes y desesperados por volver a andar después de un mes por el mar.
Pero estaban atrás de la reja, no podíamos pasar. ¡Más y más trámites! Pero justo: "No chicos, es que es la hora del almuerzo, vengan en una hora". Uuuuuuf! Eterna la espera.


-Y bueno, si es la hora del almuerzo para los empleados también: sale picnic en el puerto-

¡¡Y ya está rodando por Argentina!!

-Besos y caricitas para "La Celestina" que tanto se lo merece-

Los Cuatro Fantásticos y las dos naves, de nuevo en casa, con mucho orgullo, alegría, emoción y un poco de nostalgia -caímos que "el viaje" estaba terminando- cuando llegó este momento:

-Hasta siempre Citro-amigos-

Unos días en Villa Elisa, en la Chopper House, donde nos seguimos juntando con amigos, nos siguieron mimando. Y después, cuando recibimos a Mauri, nuestro segundo invitado, esta vez de Colombia, nos subimos los tres a "La Celestina" para ir al destino final de este viaje, cuando se cierra un circulo, ese que encierra un millón de enseñanzas.
Atravesamos toda la provincia de Buenos Aires, dormimos una noche en la ciudad de Azul, en un camping del camino, y el 13 de noviembre, vimos por primera vez en mucho tiempo, un cartelito con estas indicaciones:

-"BAHIA BLANCA 195" (¡Bahía Blanca!)


Y llegamos, en un cruce entrando a la ciudad nos espera nuestra gente:


-Con mi hermano Tincho-

-Y el otro, "el Enano", que ya me saca dos cabezas-

 -papá Polo-

-Kari y Caro de la SectaAmigas-

-Rodando por la City-




-Llegamos al Playón de la Uni, donde esperan más amigos-

-¡Mis alumnas!-


-¿Triunfantes?-






-El malvado de mi hermano me lleva a ciegas a conocer mi nueva y tan esperada cancha de hockey, en mi casa, el primer lugar al que tenía que ir: MI AMADO CLUBCITO!!!


-Felicidad pura-

-Abraaaazo-



Y después la Party Party:

-Mauri y Matute tocando y Uniendo Américas-


-Bien Ven Idos-







¡GRACIAS POR TANTO AMOR!
Sigamos sonriendo siempre